Sobre Vipassana

Rendición, entrega, aflojar el cuerpo y relajar, una y otra vez, una y mil veces, una e infinitas veces, en cada respiración.

En la rendición hay aceptación; Y luego ya se verá si hay que mover, aquietar o transmutar, en la sumisión hay resistencia, negación, no aceptación.

En el umbral entre la vida humana y la vida espiritual, está el desenmascaramiento, soltar corazas, voces y personajes, quedar desnudo…

Volver a transitar la inocencia y la entrega del niño que fuimos con la consciencia de lo que Somos.

En eso consiste la aventura humana, en desvelar la vida, sin perdernos de  nuestra esencia.

La práctica Vipassana es un método de meditación basado en las enseñanzas del Buda y preservado especialmente en la región de Birmania, actualmente Myanmar. Este método es eminentemente práctico e invita a todos los seres humanos a experimentar un proceso de silencio, concentración y enfoque, desarrollado a lo largo de varios días de meditación y silencio, a través de consignas de atención interior, fundamentalmente a las sensaciones corporales.

En el transcurso de este proceso aprendemos a estar con nuestras sensaciones, nuestras emociones y nuestros fenómenos mentales: pensamientos, ideas, imaginaciones, juicios, etc. Y podemos comenzar a saborear la experiencia de ser los observadores de nuestra propia experiencia, para comenzar a desvelar nuestro verdadero Ser. Este camino se despliega como una salida a nuestra identificación con “partes”, sensoriales, emocionales o mentales de nosotros mismos, que en absoluto somos “nosotros”.  ¿Quién eres en realidad?